llegada a la caótica DELHI !!

Ya sabíamos que la llegada a Delhi iba a ser caótica a lo que tuvimos que sumarle que estábamos demasiados cansados por no haber podido dormir apenas durante el vuelo ni en la escala en Dubai, hay que sumarle que estaba lloviendo, con un calor de horrores y el metro que te lleva al centro no funcionaba, así que lo primero que hicimos tras cambiar un poco de dinero fue tomarnos un café mientras planteábamos si coger el shutle bus o un taxi pre-pago, al final el cansancio nos hizo tomar la opción cómoda e ir a la caseta a solicitarlo. Justo ahi nos hicieron el primer timo, cambiándonos un billete de 500 por uno de 100 y diciendo que es el que le habíamos dado. Javi pensaba que le estaba timando, pero no quisimos discutir. Tambien el taxista nos intento timar diciéndonos que nos dejababa en una rotonda que solo estaba a 50 metros…pero sin insistir mucho nos acabo dejando en la misma estación. Para que no te tanguen tienes que darle el tiket prepago al final del trayecto, que es lo que necesita para cobrar.
Entramos a la estación de trenes de Nueva Delhi ya que desde ahí salía nuestro tren por la tarde y dejamos las mochilas grandes en la taquilla, bueno, en una sala donde la gente mete sus maletas y las atan encadenadas a las estanterías, lo cual no inspiraba mucha confianza y encima el encargado nos preguntó varias veces que si teníamos candado. Nos fuimos de allí con un recibo y deseando que estuvieran a la vuelta.Dimos un paseo por el main Bazar hasta que pillamos un autorickshaw y le pedimos que nos llevara a
Lakshmi Narayan que es un templo muy bonito en color granate y crema, inhagurado por Ghandi como templo para todas las castas, donde pone a la entrada “todo el mundo es bienvenido”, tuvimos que entrar descalzos y dejar las cámaras en la taquilla. También nos quería dejar antes pero le dijimos que no, que nos llevara a la puerta. Esto la verdad es que te lo intentan hacer muy a menudo, hay que esta avispado­!!

Dando un paseo llegamos hasta el Gurdwara Bangla Sahib, que es un templo sij. Los tuctucqueros no paraban de llamar nuestra atencíon para llevarnos a Connaugt place. De camino encontramos un a iglesia cristiana con un centro de caritas, empezamos a darnos cuenta de como en la inida, a pesar de que se imponga el hinduísmo conviven un montón de religiones. Gurdwara Bangla Sahib solo lo vimos por fuera, desde donde se escuchaban cánticos constantemente y no paraba de entrar y salir gente.

Volvimos a la calle esta vez si que buscando tuktuk para ir a connaught place a comer. Le dijimos a uno que nos llevara a todo el centro de los anillos de connaught place. Cuando ya casi llegamos giro por el anillo segundo para llevarnos a un restaurante donde tendría comisión, pero le dijimos que parara o no le pagariamos. Connaught place es una zona formada por varias manzanas circulares, hay un parque en el centro y en el primer anillo mogollón de tiendas internacionales y restaurantes. Comimos unos paninis en Niros que estaban muy ricos.

Salimos y como quedaba aun tiempo hasta nuestro tren nos fuimos en metro a lo tumba de Safdarjang, en la parada de JorBagh. Esta tumba de arquitectura mogola fue consruida a medidados del siglo 18 por el nabab de Avadh para su padre, Safdarjang.

Volvimos en metro a la parada del final de Main bazar para volver andando hasta la estación y mientras cambiar un poco de dinero y comprar agua y comida para el tren. Llegamos a la estación un poco apurados pero con tiempo suficiente para recuperar nuestras mochilas sanas y salvas y buscar nuestro vagón del tren que nos llevaría hasta Jaipur.

El tren la verdad que estaba muy bien y eso que era segunda clase, limpio y con cena incluida, pero que cena, sólo nos atrevimos con el arroz y el pan, así que nos toco comernos unas patatas de bolsa super picantes, que casi nos bebemos el agua que llevábamos y dos botellas más que nos dieron en el tren de un sorbo. De las 4 horas de trayecto dormimos como mucho un par, pero nos permitieron descansar un poco la paliza que llevábamos en el cuerpo.

Llegamos a Jaipur a las 00:30 y vivimos una de nuestras peores experiencias viajando. Al salir de la estación cargados con loas mochilas muchos tuktukeros se nos acercaron para llevarnos a su hotel, pero cuando les decíamos que ya teníamos uno nos decían que no sabían donde estaba pero que el suyo estaba muy bien. Empezamos a andar intentando orientarnos con el mapa en el que teníamos marcada la dirección, ya que la aplicación de navegación para el móvil que nos bajamos no llego a funcionar nunca. Fuimos pasando por calles con gente durmiendo en el suelo y cada tuktuk que aparecía sólo quería llevarnos a su hotel. Al final nos desorientamos y nos perdimos,  y nos metimos a otro hotel, donde negociamos el precio a la mitad prometiendo irnos a la 7 horas de la mañana siguiente.
Por fin a las 2 de la mañana nos dormimos en una cama desde que iniciáramos el viaje.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Leer entrada anterior
Comienza la cuenta atras!!

Pues si, los días han ido pasando desde que inauguramos este blog con la excusa de ir contando en directo...

Cerrar