Haciendo amigos en Jaipur

A las seis de la mañana nos despertó de un sobresalto el teléfono. Era el de recepción recordándonos que a las 7 de la mañana le habíamos prometido dejar la habitación. Así que como prometimos, nos fuimos a buscar nuestro hotel en Jaipur, y a los 20 minutos ya estábamos por fin en nuestra habitación del hotel Nararharg haveli. Fue dejar las maletas y salimos pitando a ver el centro de Jaipur, conocido como la ciudad rosa. No podíamos empezar por otro lugar que el famoso palacio de los vientos.

Palacio de los vierntos
Palacio de los vientos
Después de ver el palacio de los vientos, nos plantamos en una rotonda donde nos dijeron que pasaban los buses a Amber, Cogimos un bus por 10 rupis en el cual todo el mundo no dejaba de mirar y donde conocimos a una pareja (aunque ellos decían ser amigos solo) de Jaipur con la que estuvimos hablando el trayecto y decidimos ir los cuatro a ver el fuerte. Estuvimos casi 2 horas paseando por el fuerte, hasta entramos en un templo de la deidad Devi Durga, donde nos pusieron el bindi y todo, y poco a poco fuimos cogiendo confianza y nos fuimos empapando de su cultura y ellos de la nuestra.
Fuerte de Amber
Fuerte de Amber
Nos despedimos poco antes de la hora de comer porque ellos se tenían que ir y nosotros nos quedamos haciendo unas fotos, incluyendo varias que nos pedía la gente que nos hiciéramos con ellos.
¡Cómo una estrella de Bollywood!
¡Cómo una estrella de Bollywood!
con Reckha en el Fuerte
con Reckha en el Fuerte

Paseando nos topamos también un encantador de serpientes, que nos atrajo con el sonido de su flauta.

Encantadores de serpientes
Encantadores de serpientes

Volvimos en bus a Jaipur y pillamos un tuktuk para comer al Niros, que lo recomendaba la guia y la verdad que estuvo muy bien para iniciarse en la comida india.

Después tocaba otro tuk tuk para ir al hotel a descansar un poco antes de intentar ir a ver una película en el famoso cine Raj Mandir. Llegamos al cine una media hora antes del inicio de la película, y nos pusimos en la fila que salía de la taquilla, Era domingo y había muchísima gente joven. En el tiempo que esperamos la cola apenas avanzó. Empezamos a ver como incluso se ofrecían entradas de reventa. Al final colgaron el cartel de completo y nos tuvimos que ir sin la experiencia de ver una peli en India.
Con el Bindi que nos pusieron en el templo Durga Devi
Con el Bindi que nos pusieron en el templo Durga Devi

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Leer entrada anterior
llegada a la caótica DELHI !!

Ya sabíamos que la llegada a Delhi iba a ser caótica a lo que tuvimos que sumarle que estábamos demasiados...

Cerrar