La maravillosa historia del Taj Mahal

Hace muchos, muchos años, en la magnifica India, el emperador Sha Yahan, ansioso esperaba mientras su tercera mujer Mumtaz Mahal daba a luz a su decimocuarto hijo. Comenzó a oírse demasiado alboroto de fondo entre los escandalosos gritos de Mumtaz provocados por su agonía. Finalmente ocurrió el fatal desenlace, después de un duro parto, Sha Yahan sostenía entre sus brazos  a su nuevo hijo, mientras que le comunicaban la triste noticia del fallecimiento de su mujer. Dicen que su pérdida fue tan dura que de la tristeza su pelo encaneció en un solo día.

Al año siguiente, en 1632, el emperador inició la construcción del mausoleo y a Mumtaz Mahal la entierran en la cripta subterránea  Se tardaron más de 20 años para terminar su construcción, toda la estructura fue creada en mármol blanco decorado con incrustacciones de piedras preciosas con motivaciones florales.
Un poco más tarde, ya en 1653, Su tercer hijo,el cruel Aurangzeb lo destronó y lo confinó en el fuerte de Agra, situado al oeste del Tah Mahal. Allí, el ex-emperador pasó los últimos tristes y largos años de su vida, pudiendo ver diariamente desde la ventana la inmensa tumba de su amada, hasta que en 1666 fue enterrado junto a ella.

Taj Mahal, Agra, Taj Mahal HDR, Taj Mahal sunrise, Taj Mahal amanecer
Taj Mahal al amanecer

En la construcción de esta maravilla del mundo participaron más de 20000 personas de diferentes partes del mundo y cuenta la leyenda que se ordenó que se le cortasen las manos a todos para que no pudiesen construir jamás otra vez algo tan bello.

La entrada de nuestra esperada visita al Taj Mahal comenzaba a las 5 y media de la madrugada, cuando nos pusimos a la cola para poder disfrutar allí del amanecer. A las 6 de la mañana ya abrieron las puertas, pero realmente es un timo, porque te das el madrugón y realmente ya es de día. Nota informativa para que no os pase como a nosotros, a la entrada te cachean y te revisan todo lo que llevas en las mochilas o bolsos. No se puede entrar con infinidad de cosas, entonces si llevas algo no permitido en la mochila, por ejemplo nosotros llevábamos un trípode  te hacen salir y llevarlo a unas taquillas que están a tomar viento con lo que si antes te perdías ya el amanecer ahora ya ni te cuento… te hacen perder por lo menos 20 minutos en total, así que como consejo…llevar lo mínimo e investigar el día antes por internet lo que podéis entrar a las instalaciones.

Taj Mahal, Agra
Entrando al Taj Mahal

Bueno, después de la putadita, conseguimos entrar y fue impresionaaaante!!!! Es terriblemente blanco, todo limpio y cuidado, en la entrada puedes hacer la genial foto que tiene todo el mundo sacando el camino de cipreses y el lago con el reflejo del mausoleo de fondo. Luego a ambos lados del edificio principal hay dos mezquitas simétricas, una real y la otra mero adorno. Es que si por algo se caracteriza el Taj Mahal, a parte de por su impecable pureza blanca, es por la simetría, todo la mantiene perfectamente exceptuando la tumba de Sha Yahan que está situada asimétricamente al lado de la tumba de Mumtaz, cosa que por cierto, ya sabréis que nos son tumbas reales, son cenotafios, los cuerpos realmente reposan el la cripta subterránea  debajo del edificio como hemos mencionado anteriormente.

La entrada al complejo es de 750 rupias, una de las más caras de toda la india, pero si conservas la entrada puedes obtener descuentos en otros sitios turísticos de la india, como Fatehpur Sikri, el fuerte  y la tumba de Humayun den Delhi, etc…

Saltando en el Taj Mahal

Después de amortizar la entrada fotografiando hasta el más mínimo detalle, fuimos caminando hacia el fuerte que estaba más o menos a 3 km, eso sí, repitiendo a cada paso a cada tuc tuquero que nos paraba, que no necesitábamos transporte. Es que si en toda India acabas saturado del acoso que te hacen los caza clientes, allí en Agra se multiplica por mil, ya por desesperación empezábamos a bromear con ellos diciendo que sí, que necesitábamos un tuc tuc para ir a España y se partían de risa y nosotros también  o te lo tomas a cachondeo o puedes acabar bastante agobiado, en serio!!!

Javi volviéndose a España

Llegamos al fuerte  y como no nos quedaba dinero decidimos no entrar, así que dimos una vuelta por un mercado local que está allí cerca y luego por la vieja estación para ver desde ella una mezquita que está cerca. Allí recuerdo un comentario que hicimos de…¡¡ menos mal que luego vamos a la otra estación!! de lo cochambrosa que era esta….lo que no sabíamos es el imprevisto que nos deparaba la tarde en relación con esto, je,je

Fuerte de Agra, Agra, Agra Fort
Fuerte de Agra

Rondando las 2 pm, fuimos a comer al restaurante donde íbamos ya por costumbre, el restaurante del Saniya Palace, justo al lado de nuestra guesthouse (Taj guest house); y allí comimos con un turista francés  al que le gustaba demasiado la priva, ja, ja, ja, y con su amigo indio. Esa comida fue un mix de lenguas, el guía solo hablaba Hindi, Ally y yo español y algo de inglés y el hombre francés hablaba los tres idiomas pero los mezclaba todos en una misma frase…. con lo que imaginarlos las dos horas de conversación de la comida, vamos!! sin desperdicio, jajajaja, al terminar de comer estos dos se fueron y nosotros nos unimos a tomar unas Kingfisher con un grupo de españoles que acababan de llegar al país y allí pasamos parte de la tarde hasta que ya nos fuimos a comprar los últimos recuerdos y souvenirs antes de que llegará el atardecer, el cual obviamente no nos hubiéramos perdido por nada del mundo.

Después de un buen rato negociando en las tiendas locales, volvimos al restaurante que era el que tenía las mejores vistas y contemplamos el maravilloso atardecer acompañado de unas cervezas indias. Molo un montón, el sol se veía como el fuego, y no paraban de cruzar el cielo bandadas de murciélagos enormes, como los que enseñamos en la entrada de Bali, que miden un metro de largo con las alas extendidas…pues de esos!! A si que nos quedamos con una muy buena última imagen del Taj Mahal. la cual perdurará en nuestras memorias, aunque puede que en alguna ocasión volvamos…¿¿ quién sabe??

vistas del Taj Mahal desde el restaurante

Esa misma noche salíamos hacia Varanasi en tren nocturno, en nuestra guesthouse (Taj guest house) nos dejaron darnos una ducha antes del largo trayecto de 13 horas que nos esperaba y justamente la pareja que hemos mencionado anteriormente estaban haciendo exactamente lo mismo que nosotros. Comenzamos a hablar con ellos y nos contaron que salían en el mismo tren, con lo que decidimos irnos todos juntos. Después de ducharnos,  los cuatro, Ricardo, Tere, Javi y yo, nos subimos la restaurante a cenar, nos fumamos nuestro primer bidi indio (que es un cigarro hecho con tabaco machacado y liado en una hoja de árbol).

Empezaron a contarnos su historia durante la cena, por cierto, curiosa historia!!…Ricardo es de Valencia y Teresa es de Mallorca, se conocieron a través de un foro y decidieron irse juntos a la India. Sin haberse visto jamás, se encontraron físicamente por primera vez en la India después de haber mantenido varias conversaciones a través de internet determinando los detalles del itinerario que iban a seguir por India y Nepal y allí se pusieron en marcha sin saber que les iba a deparar el destino…¿se llevarían bien??¿¿discutirían?? ¿¿ se pondrían de acuerdo en todos los imprevistos que surgen en un viaje totalmente improvisado?? en fin…ahora puedo contaros que efectivamente les fue genial, cada uno ahora ya está en su casa y durante los 15 días de viaje se llevaron de maravilla!!!

Pero bueno, continuemos con nuestra historia, como ya os hemos adelantado antes, cuando estábamos en la estación al lado de la mezquita, íbamos a tener un imprevisto, y ahí vino…
A las 10 de la noche cogimos un tuc tuc hasta la estación, una vez allí llegamos y nos dijeron que había habido problemas y que el tren iba a salir desde la estación del fuerte…incrédulos nos pusimos a discutir con el vigilante que nos estaba comunicando el cambio, estábamos tensos y ya muy predispuestos a que los indios mienten más que hablan, así que allí nos pusimos!!! entre un millón de gente que estaba durmiendo en el suelo mientras esperaban la salida de sus trenes encabezonados en que teníamos por escrito que el tren salía desde ahí…hasta que ya acabamos con la paciencia del hombre, el cual nos sacó la placa y nos dijo…A ver!! que soy el jefe de aquí, que no gano nada con inventarme algo así, con lo que coged un puñetero tuc tuc e iros pitando a la otra estación o vais a perder el maldito tren!! ya entonces nos lo creímos y cogimos rápidamente otro tuc tuc que efectivamente nos llevó a la estación desde la cual cogimos con dos horas de retraso nuestro tren a Varanasi.

Ricardo, Tere, media cara de Javi y yo de rally a la estación
2 Comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Leer entrada anterior
Fatehpur Sikri, una interesante parada de camino hacia la esperada Agra

Recorriendo otros 300 km más o menos en coche llegamos ya a nuestra primera parada de Uthar Pradesh, Fatehpur Sikri, la...

Cerrar