Udaipur…la ciudad más romántica de todo el Rajasthan!!

Después de recorrer Ranakpur y Kumbalgar, llegamos por fin a la romántica ciudad de Udaipur. Este sitio es el lugar perfecto para desconectar y disfrutar de un relajante descanso paseando por sus limpias y cuidadas callejuelas.

Udaipur forma parte del Rajasthan y está situado en ell sur de este. Se puede llegar tanto en coche como por tren e incluso tiene aeropuerto. Udaipur es un sitio vacacional muy común entre los residentes de India, es más si recordáis a Trident y a Sobha, la pareja que estuvo con nosotros en el desierto de Jaisalmer, precisamente venían aquí a celebrar su 50 aniversario. 

Vista panorámica de Udaipur
Nosotros decidimos hospedarnos en un pequeño hotel regentado por una familia de artistas llamado Krisna Niwas, regateamos la habitación a 1000 rupias por noche, pero creo que si nos hubiéramos esforzado un poco más, hubiéramos conseguido mejor precio. Pero bueno, la verdad es que fue un sitio magnífico, limpio, con unas excelentes vistas al lago e incluso allí se ofrecen las mejores clases de cocina Hindú de toda la zona. 


Llegamos alrededor de las 17 h y no nos había dado tiempo a comer, compramos algo de picoteo rápido por quitar el hambre y enseguida nos pusimos a paternos la zona. Bajamos hacia el lago y nos quedamos un rato viendo como hacían vida en el Lal ghat, las vacas paseando a sus anchas, los niños jugando y bañándose  los hombres charlando a sus orillas, las mujeres lavando la ropa a palazo limpio y como no!! todos distraídos con nuestra presencia, porque aunque deben de estar más que acostumbrados a las visitas turísticas, no se cansan de observarnos como si fuera la primera vez.

Lal Ghat y Palacio de Udaipur
Fuimos a cambiar algo de dinero y allí encontramos a un chico, Manu, un fotógrafo de apenas 20 años que había venido solo a descubrir este país, era de Plaza de Castilla, con lo cual madrileño como nosotros. Nos pusimos a regatear juntos la rupia y ya después de entablar amistad continuamos la visita. Nos enseñó algún truquito para fotografiar “detalles” una vez que estábamos dentro del templo de Jagdhis y este fue el resultado:













Este templo jaínista fue construido en el siglo XVII y es uno de los más concurridos de Udaipur ya que es el más grande. Los hindúes se acercan a él para venerar la imagen del dios Vishnu, el padre de Shiva tallada en piedra. Su entrada es gratuíta como en todos los templos y lo único que se exige es el máximo respeto, descalzándose a la entrada y no introducir ningún objeto hecho con piel. 

Templo Jagdish desde las ajetreadas calles de Udaipur
Mas tarde continuamos hacia el museo havieli, donde teníamos planeado asisitir a un espectáculo de marionetas que se hacía por la noche. La verdad es que es totalmente recomendable, consiste en mostrar todos los bailes típicos del Rajasthan a ritmo de  música en directo. Llevan los trajes tradicionales y usan utensilios, cuchillos, vasijas, instrumentos rajasthaníes. Cuesta solamente 100 rupias entrar y tiene una duración de una hora aproximadamente. Lo que más nos impactó fue ver a una mujer bailar descalza sobre cristales llevando sobre su cabeza 8 vasijas en equilibrio. El espectáculo finaliza con una parodia hecha con marionetas y sacan incluso a participar a gente del público. 

Esa misma noche fuimos a cenar a uno de los muchos restaurantes que hay en la zona. Nos decidimos por el Jagat Niwas restaurante del Hotel que lleva el mismo nombre. Estaba muy cerca del hotel y nos costó la cena alrededor de 8 euros. Era un sitio muy romántico, todas sus mesas estaban en balcones y podías también comer en el suelo sobre cojines.


A la mañana siguiente amaneció un día buenísimo, nada de monzón y completamente soleado así que aprovechamos bien la mañana para pasear y disfrutar de la romántica Udaipur.

Udaipur a diferencia de las demás ciudades del Rajasthan no tiene fuerte, pero sí palacio, con lo que esta fue nuestra primera visita del día. Su palacio está construido en piedra blanca y tiene unas dimensiones enormes además de estar rodeado de grandes y verdes jardines. 
Palacio de Udaipur

La entrada cuesta solo 250 rupias por persona con cámara y audioguía incluida. Está repleto de balcones, torres y cúpulas siendo de los más grandes del Rajasthan. Nada más entrar vimos una aglomeración de gente que estaban adorando a un hombre, no supimos nunca que era lo que estaba ocurriendo exactamente y quien era aquel importante personaje, pero la gente se arrodillaba ante el tocando sus dedos de los pies con sus frentes.

Su principal entrada es la Badi Pol, que conmemora con 8 arcos a las veces que se pesaron los marajas, donando su resultado en oro y plata a los residentes de la zona. Dentro del palacio se pueden ver los aposentos reales, los majestuosos trajes,  los carruajes, fotografías, armas y demás cosas típicas de su vida cotidiana. Hay también una enorme jaula para atrapar tigres, ya que en aquella época era muy común esta actividad entre los marajas.

Después fuimos dar una vuelta por las callejuelas de la ciudad disfrutando de todo detalle. Esta es la mejor forma de conocer la esencia de un país, no solo ver los sitios turísticos si no adentrarte para descubrir como es su día a día, como llevan sus tiendas, como hacen sus labores, vamos traerte una idea de como es la  auténtica India.

 

Aprovechemos la ocasión para hacer una breve mención a los Sadhus, los santos hombres de la India. Para los hindus la meta más alta a alcanzar es la iluminación espiritual. Los que la llegan a alcanzar son los denominados Sadhus, personas que viven solitariamente cuya mayor labor en la vida es la ofrenda a los dioses. Pasan su primer año de iniciación con sus gurus , despúes de adquirir los conocimientos necesarios en materia de  artes espirituales y de yoga, dejan a su maestro para caminar, que es lo que les mantiene activos. Actualmente son respetados y mantenidos por la sociedad hinduísta pero también puedes encontrarles pidiendo dinero a los turistas a cambio de fotos y prácticamente en eso consiste su subsistencia.
Sadhu en las calles de Udaipur
Cruzamos por un puente para ver el otro lado de la ciudad y nos mantuvimos un rato observando a un grupo de gente que estaba bañándose en otro Ghat en el Lago Pichola. Se nos acercaron unos niños que empezaron a bromear con nosotros mientras rechazábamos educadamente las sugerentes invitaciones a purificarnos con ellos en el agua sagrada del lago.
Hanuman Ghat con el hotel Taj palace de fondo

Lal Ghat

Después de comer, esta vez en el restaurante del Poonwan Hotel, por menos de 6 euros, continuamos paseando por la ciudad, perdiéndonos entre sus gentes, disfrutando de pequeños templos, puestecitos, tiendas.
 Por la tarde fuimos a ver el atardecer en lo alto de un “Rooftop”, el sol se adentraba entre las montañas bañadas en un tono anaranjado mientras podías ver los monos trepando por las cúpulas talladas del templo. Parecía como si intentaran subirse a lo más alto para disfrutar ellos también de esa maravillosa vista.

Atardecer en Udaipur

Disfrutamos mucho de esas nuestras últimas horas en Udaipur, poniendo como guinda la cena en el Natural view, justo al lado de nuestro hotel y más cerca del lago todavía. Desde donde contemplábamos  el palacio iluminado o el hotel Taj palace en el medio del lago en el que se reflejaban las luces de sus lámparas, que parecía se mecían al ritmo del movimiento del agua. Y descubrimos que si ya de por sí este país es mágico por toda su riqueza cultural, Udaipur ya lo sobrepasa porque su limpieza, su tranquilidad, el paisaje que la rodea y la amabilidad de sus habitantes te permite llevarte un  recuerdo que no podrá olvidarse tan fácilmente.

4 Comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Leer entrada anterior
Mini guia y consejos para viajar en tren en India

Si ya habéis intentado reservar trenes en la India a través de Internet, os habréis dado cuenta del handicap que tiene, el famoso móvil indio. Mucha...

Cerrar