El sexo, una de las Divinidades del hindúísmo

La sexualidad cumple un papel muy relevante dentro de la sociedad, ya que de ella dependen la reproducción de las especies y el equilibrio de la población de las mismas. 

Ya seamos animales, plantas o seres humanos, indiferentemente de nuestra cultura, religión, idiosincrasia o ubicación en el planeta, casi todos practicamos sexo, pero la esencia que difiere la práctica sexual entre los animales o los seres humanos, es que nosotros no solo  lo practicamos para procrear, sino también por placer.

La palabra “sexo” ha estado siempre muy presente entre todos nosotros a lo largo de la historia y se puede relacionar con varios aspectos, pero sin duda, a todos al pronunciar esta palabra nos viene otra a la cabeza…..
¡¡¡kamasutra!!!

En este libro,  Malanaga Vatsiaiana, un hombre de origen hindúista, a través de texto e ilustraciones trató de explicar  la necesidad de un equilibrio entre lo sexual y lo espiritual. Este, propuso que esta meta  fuese alcanzada mediante la práctica de sus 84 posturas sexuales, expuestas en su milenario y famoso libro ” El Kamasutra”.




La India, además de albergar el libro más conocido sobre sexo, guarda bajo su riqueza patrimonial muchos templos dedicados a la sexualidad. En ellos se muestran todo tipo de posturas sexuales interpretadas por todo tipo de individuos, tanto en pareja como en grupo. Se representa todo tipo de relación sexual, desde la orgía hasta la  a la zoofilia  se muestran en todas las delicadas talladuras en madera sobre las fachadas de los monumentales templos.

La ciudad que posee el mayor número de templos con representaciones eróticas de toda la India es Khajuraho y allí fue donde se inspiró Vatsiaiana para hacer su mítico libro.

Dentro del hinduismo,  la sexualidad fue concebida como divina, siendo el placer sexual una de las metas a alcanzar por sus fieles seguidores. Para ellos todo tiene representaciones gráficas y en este caso el impulso sexual toma expresión en dos formas diferentes, el “Lingam” para representar el pene de los hombres y el “Ioni” para  la vulva de la mujer.


La vida diaria de los seguidores del hinduismo se basa siempre en la idolatración a los Dioses y Divinidades, con lo que no es nada raro encontrar por la calle pequeños templos adorando a un Lingam y repletos de ofrendas a base de alimentos, dinero o flores…
Todas estas imagenes en cambio, las hemos sacado de los templos de Nepal, que aunque es un país políticamente independiente de India, su gente sigue las mismas costumbres y religiones con lo que allí, en plena Durbar Square, en Kathmandu, también podías encontrar algún templo dedicado al erotismo


Templos eróticos en Durbar Square , Kathmandu, Nepal.

One Comment

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Leer entrada anterior
PUSHKAR, LA CIUDAD DE LOS MOCHILEROS!!

Lloviendo a cantaros, el cielo totalmente cubierto de oscuros nubarrones, apenas se podía ver a través del cristal del parabrisas. De repente,...

Cerrar