Bali. Volcanes, templos y tradiciones después de un mágico amanecer con delfines

Que la isla de Bali nos cautivó desde el primer momento no es ningún secreto… y es que desde nuestra llegada habíamos disfrutado de una equilibrada mezcla de cultura y naturaleza. Pero este embrujo no hizo más que crecer con el paso de los días conforme nos adentrábamos en sus costumbres, creencias y tradiciones.
Cortejo fúnebre en Pura Besakih
Tras nuestra experiencia del treking en Belimbing y la visita a diferentes templos de la isla, empezamos un nuevo día en ruta hacia el centro de la isla, para conocer sus grandes volcanes y el templo Pura Besakih, el principal para los hinduistas balineses, credo que conforma la mayoría de esta isla al contrario que en el resto del país donde predomina la religión musulmana.

Pero lo primero que haríamos ese día sería inolvidable…

Amanecer en Lobina, Bali
Eran las 5 de la mañana, aún no había sonado nuestra alarma cuando nos despertaron los cánticos religiosos parecidos a oraciones musulmanas, y claro que lo eran pues aunque en Bali no sea la religión mayoritaria en Indonesia predomina el Islam. Era todavía de noche y salimos hacia la zona de la piscina donde habíamos quedado con el grupo de nuestra excursión. Llegamos de los primeros, mira que es raro siendo españoles, jeje, y en cuanto vino el resto del grupo nos repartieron en jukungs de cuatro en cuatro. Los jukungs son los barcos balineses tradicionales con los que salen a pescar.  A nosotros nos tocó con un alemán y su hija. Todavía de noche salimos hacia el mar y mientras empezaba a amanecer cada vez había más barcos de otros grupos y pensamos… con este jaleo no creo que venga ni un delfín :(.
Pero no, poco a poco fueron apareciendo delfines en grupo a los que nos íbamos acercando en el jukung hasta que cuando ya eramos demasiados desaparecían. Parecía la caza del delfín!!

Pasamos como una hora y media en el mar, disfrutando del amanecer y de los delfines, antes de volver al hotel para desayunar y partir de Lobina. Como era difícil pillar a los delfines en foto..aquí los tenéis en vídeo.

Continuamos el viaje pasando por un mercado local cercano donde pudimos ver los distintos tipos de arroz que el día anterior Sandra nos había explicado. También vimos cestos de tabaco que se vende al peso o multitud de frutas tropicales diferentes. Allí probamos por primera vez el Mangistan, que está riquísimo.

Llegamos a la zona de Kintamani desde donde pudimos ver el volcán Batur. El volcán Batur es el segundo mayor de Bali, está formado por dos calderas concéntricas y su última erupción tuvo lugar en 1968, de la que te puedes hacer una idea tan solo viendo la extensión de la laba en las laderas. Entre la caldera central y la exterior, se encuentra el lago Batur en cuya costa Este se encuentra el poblado Trunyan, uno de los poblados más antiguos de Bali, cuyo modo de vida se considera el nativo de la isla. Una de sus costumbres es que no incineran los cuerpos de los difuntos, como es tradición en el hinduismo, si no que los amortajan y dejan a los pies de un árbol que neutraliza el olor resultante de la descomposición… todo un misterio.


Volcán Batur

En la zona hay varios miradores y restaurantes con vistas al volcán. Nosotros comimos en uno rollo buffet que estuvo muy bien. Aunque cualquier comida perdería protagonismo ante las vistas.


Después de comer partimos rumbo al Templo Pura Besakih, templo madre del hinduismo en Bali y que está construido en la ladera del volcán Agung, el mayor de toda la isla., mide alrededor de 2500 metros, también activo todavía y la última erupción fue en 1964 dejando cerca de 1500 muertos de poblados cercanos. Desde entonces, celebran cada 4 años sacrificios de animales como ofrenda a los dioses para que mantengan al volcán dormido.

Pura Besakih

El Templo pura Besakih es en realidad un complejo de muchos templos para diferentes dioses y ordenados por castas. En el hinduismo la sociedad se divide en castas, según la clase social de la que provengan, ordenándose de mayor a menor estatus como Bramanes, Satrias, Wesias y Sudras. Así que nos tocó ponernos de nuevo el sarong y dimos un paseo por todo el complejo.

Allí tuvimos la suerte de coincidir con una ceremonia de purificación. En Bali el rito de la muerte es muy diferente del occidental que consiste en una ceremonia de dos etapas y se vive de forma festiva. El primer día se produce la incineración del difunto, construyéndose por lo general vacas de madera donde se introduce el cuerpo para ser incinerado. Las vacas son el medio de transporte del dios Shiva, al cual se le conoce como el dios destructor y reconstructor, por lo que la vaca simboliza el paso del difunto a una nueva vida.  El segundo día se lleva a cabo la ceremonia de purificación, donde las cenizas se llevan a un templo acompañadas de un cortejo de familiares y amigos vestidos de blanco. Se entregan ofrendas a los dioses y se purifica una talla de madera que representa al difunto. Las cenizas posteriormente son esparcidas por el mar mientras que la talla de madera se guarda en el pequeño templete que tiene cada casa, donde cada día la familia realiza ofrendas tanto a los dioses como los difuntos.

Merus en Pura Besakih

El tiempo de excursiones terminaba por ese día, así que nos dirigimos a un nuevo hotel esta vez en la costa este de Bali, en la localidad de Candidasa.

En este hotel, como no!!…para seguir con la rutina, otro puñetero bicho instalado en la habitación, un gecko enorme!!! Ally se puso histérica diciendo que no dormía con un dinosaurio en la habitación, y me hizo cerrar la habitación herméticamente cubriendo todos los huecos con las toallas y mantas de la habitación.

En ese momento fue cuando Ally se fue aficionando a las “dormidinas”…pero es que con tanto bicho no había quien durmiese, encima el lagarto ese hace un ruido por la noche como si dijera  “¡¡geco, geco!!” así que por mucho que quieras olvidar que estaba ahí… era imposible 🙂 .

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Leer entrada anterior
Bali, Trekking entre arrozales en Belimbing

La segunda mañana en Bali nos despertamos con el canto de un gallo. Abrimos el balcón y salimos a dar...

Cerrar