Una noche en Bangkok

Llegamos al aeropuerto internacional de Bangkok con dos horas de retraso por la escala en Dubai. Entre recoger la mochilas y el traslado a Rambutri, al final llegamos al hotel a las 10 de la noche.
Para desplazarnos desde el aeropuerto internacional de Subarnaburi cogimos el skytrain, que te lleva hasta Payathai por 40baths/persona en una media hora y allí ya por solo 80baths regateamos un tuktuk hasta nuestro hotel en Kao Shan Road.

Ya sabéis, los tuktukeros os pondrán escusas al regatear, esta vez tocaba que había calles cortadas por los manifestantes en contra del gobierno, al final les sigues la corriente y les dice que está cerca, que no hay tráfico ya, etc y te llevan.

La zona de Kao Shan Road es un gueto de mochileros  como Pham ngu lao en Vietnam o Paharganj en Nueva delhi,  pero con un ambiente más desfasado protagonizado por viajeros trasnochados que empiezan o terminan sus viajes, y es que Bangkok es un sitio extratégico para adentrarse al sudeste asiático. Elegimos esta zona debido a su oferta económica de hoteles, comida y bebida y porque sabíamos que llegaríamos tan tarde y queríamos asegurarnos dar una vuelta y cenar  a esas horas. Pero sabiendo ya desde Madrid de qué iba la cosa, elegimos el hotel una calle más atrás, en Rambutri que es algo más tranquilo.
Además de por la constante fiesta, la zona es muy buena para visitar los principales templos de la capital, como el templo del buda dorado o el templo wat arun, así como para descubrir el palacio real donde se encuentra además el templo del buda esmeralda.
La calle Kao san por el día presenta un aspecto normal y tranquilo pero en la noche todo cambia, se transforma en una fiesta continua, todo el mundo bailando, bebiendo y disfrutando de una noche loca tailandesa.  Los letreros luminosos se agolpan, los sitios de masaje, puestos callejeros de ropa , comida, insectos, cervezas y buckets no dejan espacio apenas de calle para la multitud. Hay garitos con música a tope desde la macarena hasta, ritmos electrónicos o rock más actuales.
Sin embargo en la calle Rambutri escasean más los pub y hay una gran oferta de hoteles y restaurantes más tranquilos con lo que está en vuestras manos elegir la zona que más os convenga.
Nuestra parada en Bangkok esta vez era corta, era la tercera vez ya veníamos a la capital tailandesa y nos lo conocemos muy bien, pero es que  un punto de conexión a muchos sitios asiáticos, y en nuestro caso, nos serviría de origen para desplazarnos hacia el norte del país.
Estuvimos simplemente cenando y tomando una cerve, ya que aparte de no tener mucho tiempo estábamos derrotados después de las 19 horas de vuelos. Nos perdimos un poco por las calles aprovechando para hacer alguna fotillo hasta que a la 1am nos fuimos a dormir ya que pronto por la mañana tendríamos que ir a la estación de trenes para comprar los billetes a Ayutthaya y Chiang Mai

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Leer entrada anterior
Viaje por Malasia, Isla de Borneo y Triangulo de oro de Tailandia.

Si señor, volvemos a Asia, ya pocos rinconcitos nos quedan por conocer en este magnifico continente, pero aún así todavía...

Cerrar