Cómo viajar con tu bebe de meses, transportes

¿Cómo viajar con tu bebe? bueno, como ya sabréis la mayoría, la familia OVELM ha crecido recientemente. En Enero fuimos papis y con ello entramos en una nueva etapa en nuestras vidas. A raíz de este momento llegó esta gran pregunta … Nosotros teníamos claro que desde luego adaptaríamos nuestro ritmo de vida al nuevo miembro en la familia, pero que ni por asomo pararíamos de viajar.

lago bled

Lo primero y más importante es tener bien claro que las opiniones de los demás no son más que eso,  opiniones. Todos somos los mejores padres del mundo, simplemente porque hacemos todo lo que está en nuestras manos para el bienestar de nuestro bebe, esto lo digo porque os bombardearán con comentarios de todo tipo, desde… ¡claro! ¿Por qué no? viaja con tu bebe … hasta ¡Pero estáis locos! con lo pequeña que es. Esto unido a las naturales dudas que provoca la reciente paternidad puede llegar a resultar además de incómodo, un poco descorcentante.

Y es que las dudas que surgen cuando te vas a lanzar a viajar con tu peque son miles, ¿qué tal irá en el avión? ¿Y si se marea en los barcos?¿cómo llevará estar tanto tiempo fuera de casa?¿qué hago con el sol?¿y si se me deshidrata del calor?¿y la playa, puedo llevarla y bañarla en el mar?¿y si se me pone malita? y un sin fin de dudas… para que todo vaya viento en popa hay que ir preparado pero tranquilos porque lo normal es que no pase nada y todo vaya genial.

Noa tiene ahora justo 6 meses y ya ha recorrido 4 países. Lo mejor, como en todo, es ir poco a poco. Nosotros primero salimos por España, fue una escapada de 4 días al valle del Jerte que coincidió con las vacunas de la primera revisión. Como a muchos bebes la subió la fiebre en la casa rural, la pusimos su paracetamol y porteadita nos la llevamos a dar una vuelta por el valle y enseguida la bajo. A las pocas semanas, nos lanzamos a cruzar la frontera para recorrer en coche el sur de Francia , pasando además por San Sebastián y Barcelona, recorrimos 2000 km en coche durante 9 días y la verdad es que todo fue muy bien . A los 4 meses hicimos un viaje de un mes por el norte de Italia, Eslovenia y Croacia. En este combinamos, vuelos, trenes, coche de alquiler e incluso algún trayecto en ferry.

A través de nuestra propia experiencia trataremos de aclararos alguna dudilla y  además, como siempre os invitamos a que nos pongáis comentarios con vuestros consejos e inquietudes. En este primer post, solamente vamos a tocar los medios de transporte. Pero ya estamos  escribiendo la siguiente entrada en la que tocaremos otros puntos.

Viajar en avión con tu bebe:

11692762_692178847576038_5834544390362435760_n

En este punto me voy a extender un poco más porque es el que mas dudas suele provocar.

Dos grandes beneficios de montar en avión con un bebe, el primero que no paga de los 0 a los 2 años y el segundo que las familias con niños tienen preferencia a la hora de embarcar.

El tema de siempre…¿volar o no volar con el bebe?. A ver, según IATA el bebe puede volar perfectamente a partir de las 48 h de vida, incluso aunque sean bebes prematuros. Por el contrario según los pediatras es mejor esperar a los 6 meses para prevenir problemas de oído. Yo creo que los extremos no son buenos, supongo que a no ser que sea por necesidad, no hace falta salir del hospital ya en avión, pero si no te esperas a los 6 meses pues entiendo que tampoco pasa nada.Nosotros hemos volado con Noa 3 veces, desde que tuvo 4 meses y medi, en todos los vuelos fue mamando y no tuvimos ningún problema, pero  cada niño es un mundo y puede o no tener un mal vuelo.

Lo único que hay que tener en cuenta es que el conducto que comunica el oído con la boca es muy estrechito y se les puede obstruir y desencadenarse una otitis o en casos muy raros un reventamiento de tímpano. La mejor manera de prevenir estas dolencias es mantenerle la boca ocupada durante el despegue y el aterrizaje, por ello se recomienda darle de mamar,  biberón o un chupete, para que muevan todo el conducto auditivo y vayan compensando al coger o perder altura, porquecomo a nosotros el cambio de presión les afecta.

Respecto a la duración del vuelo hay que saber que los bebes no tendrían asiento propio,  irían en el regazo de la madre o del padre, aunque también puedes reservar uno propio para ellos poniéndote en contacto con las compañías aéreas y pagando un extra. Lo que si que tienen y además de forma gratuita es cuna en los viajes de larga duración, eso sí, reservándolo o bien de antemano o a la hora de hacer el checking.

Tambien en los largos vuelos os obsequiarán con una pequeña bolsita con juguetitos para que se entretengan, pero es aconsejable que lleveís al menos un par suyos, los que mas le gusten o su mantita de apego.

Otra cosa importante es la radiación cósmica, que sé que suena a chiste pero existe de verdad. en nuestro día a día todos estamos afectados por ella, dependiendo de la ubicación del país, contaminación y materiales que nos rodean estamos más o menos, y la media mundial es 0,27 sv.  Cuando volamos traspasamos la atmósfera y la radiación cósmica nos afecta más, pero tampoco vamos a quedarnos en casa por ello ¿no?, con tenerlo en cuenta y no abusar de este medio de transporte, listo.

Respecto al equipaje del bebe, puede llevar consigo dos piezas facturadas de forma gratuita, puede ser el chasis del carro y la maxicosi, la cuna de viaje y el carrito, lo que queraís, da igual el tamaño y el peso de cada pieza. Además puede ir con un bolso gratis con un peso máximo de 5kg.

El último factor a tener en cuenta que se me ocurre es el tema de la hidratación, en el avión suele resecarse la piel y la de los bebes tambien. Podeís llevar con vosotros algun botecito de suero fisiologico para ojos y nariz, alguna vaselina neutra para echarle un poquito en los labios y algun balsamo o crema hidratante de bebes, ya sabeís, por si acaso, jejeje.

Tener en cuenta también que en los aeropuertos os suelen facilitar las cosas, suele haber cambiadores, salas de lactancia e incluso salas de juegos hasta con piscina de bolas, que por ejemplo lo he visto en Barajas. Además las compañías os permiten llevar vuestro poropio carrito hasta la puerta de embarque y además de este modo os lo tratarán mejor ya que no pasaran por las cintas transportadoras.

11260933_679566788837244_5631022587423634269_n

 

Viajar en tren con tu bebe

viajar_con_bebe_tren

Pues aquí lo mismo, los bebes no pagan y van en el regazo. Al igual que en el avíon, cosa que no he mencionado, tendríamos que valorar la edad que tenga el bebe para su distracción y entretenerle con juguetitos para que no se le haga muy pesado el viaje en el caso de que dure muchas horas o hacer trayectos nocturnos y así van dormiditos y ni se enteran.

Pensar que además el ruido del tren les encanta, les calma y casi todos nada más montar suelen dormirse. Llevar a mano sus cositas como un cambio de pañal y se os pasará volando.

Viajar en barco con tu bebe

DSC_2178

Aquí el tema problemático son los cruceros, todo varía según la naviera en la que vayas a viajar ya que algunas tienen políticas de navegación y no permiten embarcar a niños menores de 6 meses. En los demás tipos de barcos, ferrys y demás no hay problema. Respecto al vaivén del barco si os preocupa,  tener en cuenta que a los bebes les encanta que les mezan porque les recuerda a cuando estaban dentro de la tripita, con lo que  creo que no tienen ningún inconveniente al respecto, es más una imagen vale mas que mil palabras, solo hay que ver la cara de Noa en la foto, jijiji.

Viajar en coche con tu bebe

En esto sí que tenemos mucha experiencia  porque Noa ha hecho ya 6000 km en total. Aquí el único problema (por llamarlo de algún modo) es que en la Maxicosi no se recomienda esta más de dos horas seguidas lo que te obliga a hacer paraditas. En ellas puedes aprovechar y darle alguna toma, cambiarle el pañal y distraerla un poco fuera del coche antes de continuar el viaje. Por lo demás todo perfecto, la mayoría del tiempo Noa iba dormida, cuando se despertaba con cantarla o jugar con ella suficiente. Si se ponía a llorar pues parábamos y atendíamos sus necesidades que suelen ser casi siempre las mismas (hambre, sueño, cambio de pañal, aburrimiento o en algunos casos que les duela algo).

Al final la práctica hace al maestro, nos pasó en una ocasión que pillamos un atasco, claro, lo que no te permite ni parar ni salir del coche, pues bien, el caso es que la entro hambre y Noa solo se alimenta de pecho y obviamente no había manera de dárselo sin desabrocharnos el cinturón; Menos mal que como tenía un bibe vacío porque a veces la damos manzanilla si la duele la tripita pues me saque un poco de leche y se la pude dar para salir del paso hasta que ya pudimos salir de la carretera y darle la toma bien. Esto nos hizo aprender y a partir de ese momento si hacemos un trayecto largo en coche suelo sacarme antes un biberón y llevarlo por sí acaso vuelve a suceder lo mismo, al menos lleno de agua.

Una vez que ya es más mayorcita y se entretiene con la tele, una opción es con ayuda del palo selfie apañandolo como soporte, ponerle el cantajuegos o algo similar en un movil, porque así se le hará más ameno el trayecto.

Y como siempre, un buen consejo es aprovechar a conducir en sus horarios de siesta y así con el aire acondicionado del coche le harás un gran favor 😉

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Leer entrada anterior
Menorca, 10 planes para disfrutar en tus vacaciones

La isla de Menorca es uno de nuestros últimos destinos y tenemos que confesar que nos ha cautivado y no...

Cerrar